Entradas

Simone Weil - EL ATEÍSMO PURIFICADOR

Carlos Bermejo - EL GOCE SEGÚN LACAN

Clarice Lispector - DAME TU MANO

Fernando Mires - QUÉMAME LOS OJOS