Fernando Mires - LOS 11 MEJORES JUGADORES DEL MUNDIAL



Es cosa de uso común que a los  grandes cronistas deportivos -entre los cuales me excluyo- les sea solicitado, habiendo terminado un campeonato mundial, que entreguen una lista con los, a juicio de ellos, mejores jugadores del certamen. Yo, jugando a ser grande, también la haré. Haré, además, algo que no hacen los grandes cronistas: la fundamentaré. 
La primera fundamentación es que creo haberme metido en un lío. Para hacer una lista tengo que adaptarme a un sistema de juego, algo muy difícil porque en este mundial parecía haber tantos sistemas de juego como equipos participantes. Los culpables, creo yo, son los directores técnicos. Cuando les es exigido dar a conocer una alineación, la mayoría recurre a los sistemas de juego más conocidos: el 4-2-4, el 4-3-3, el 5- 2-3. Pero hay algunos que te escriben un 3-5-2, un 4- 3- 2-1, un 2-5-2-1, y así sucesivamente. A veces creo que lo hacen para despistar al adversario. Otras veces pienso que lo hacen por narcisismo, para que después se diga que ese DT revolucionó al fútbol mundial. Y no falta el que lo hace simplemente por joder. Y para colmo están los números que se estampan los jugadores en la espalda, cada uno más absurdo. En mis tiempos, el arquero era el 1, los laterales el 2 y el 3, los centrales el 4 y el 5, los mediocampistas el 6 y el 8 y los delanteros el 7, el 8, el 9, el 10 (algo retrasado) y el 11. No había como perderse. Como están las cosas hoy, no va a tardar en aparecer algún jugador con el 007 en la espalda y los periodistas lo bautizarán como el James Bond del fútbol mundial.
Después de largas y profundas cavilaciones, decidí optar por lo que yo veía en el campo de juego. Efectivamente, la mayoría de los entrenadores, con alguna u otra variación, ha optado por el 4-3-3. Lo demás es prosa.
Entonces, ¿el mejor arquero? Aquí estoy en otro lío: el que más me impresionó (por no decir el único) fue el arquero danés Schmeichel. Pero le faltó tiempo para seguir mostrando lo que parece ser: un monstruo bajo los palos. De este modo decidí optar por otro gran arquero: el belga Courtois quién atajó balazos realmente increíbles. A Lloris, el francés, también lo tenía como candidato, pero después de la gran K que hizo en la final contra Francia, quedó definitivamente descalificado.
Laterales: ahí no hay ningún problema: Por la derecha el inglés Trippier: corajudo, técnico y con una diestra bien dotada para los tiros libres y penales. Por el lado izquierdo, no tengo ninguna duda: aunque no jugó como otras veces lo he visto, Marcelo sigue siendo el mejor. Cierto es que hubo otros buenos, como el francés Hernández y el uruguayo Cáceres, pero ninguno tiene la calidad ni la técnica de Marcelo.
En la defensa central hay un nombre que se ganó el respeto de la hinchada, de la prensa y el mío. Un jugador a quien jamás sacaría de un primer equipo como hacía en Barcelona el insensato de Luis Henrique. Me refiero al carismático colombiano Jerry Mina. Simplemente grandioso. Para acompañarlo en la defensa hay varios: el belga Kompany, el croata Vida, y los dos franceses Umtiti y Vaerane. Al fin me decidí por este último, es el más regular.
Medio campo: sucede lo mismo que con Mina. Pogda es intocable. El jefe, el rey, el mariscal, el lo que quiera ponerle usted. Presencia y elegancia, fuerza y precisión, personalidad y liderazgo: un fenómeno. ¿Y los otros dos? Si yo fuera DT pondría a su lado a los dos franceses Matudi y Kanté, con quienes Pogda se entiende a ojos cerrados. Sin embargo, aquí debo aclarar tres puntos. Primero, yo no soy DT. Segundo, estoy destacando al mejor en cada puesto y no a la mejor combinación. Tercero: ¿Quién se atrevería a dejar fuera de la lista a dos nombres: el del croata Modric y el del belga Hazard? Yo no.
El problema es que tanto Modric como Hazard son 10 y ambos juegan con ese número sagrado: el de Puzkas, Sívori, Platini, Pelé, Maradona, Zidane, Messi y otras leyendas. ¿A quién de los dos poner? El problema se solucionó cuando me di cuenta de que, a pesar de ser los dos dignos portadores del número 10, son muy distintos entre sí, como distintas son las funciones que cada uno cumple en el campo. En efecto, Hazard es en la práctica un delantero atrasado. Su función no es organizar ni calmar el juego. Todo lo contrario. Juega como si fuera un misil, disparado hacia adelante. De hecho, un cuarto delantero. Modric es otra cosa. Modric es el 10 a la antigua, uno de los pocos que quedan en este mundo. Es el nexo entre mediocampo y ataque, o si se quiere, el ordenador: el encargado de medir los tiempos, el hombre de los pases precisos. Vista así las cosas, me decidí por los dos. Modric de 10 clásico. Hazard de10 post-moderno.
En la delantera parece haber dos nombres indiscutibles: Griezmann y Mbappe. Tuve, tengo todavía un problema. Ese problema se llama Cavani. Ni Griezmann ni Mbappe jugaron un partido tan extraordinario como ese que se mandó Cavani frente a Portugal. Pero a la vez, ¿en lugar de quién Cavani? Sacar a Griezmann o a Mbappe habría sido un sacrilegio, más todavía si se toma en cuenta de que ambos fueron las cartas de gol del campeón mundial. Lástima por Cavani, se lesionó. Si no hubiera sido por eso habría quedado en la lista definitiva. Pero el fútbol es así: se juega en presente, no en subjuntivo.
¿Y el 9? Está en extinción. Al final, nada extraordinarios pero con ansias de gol, solo dos. El inglés Kane y el croata Mandzukik y quizás, mucho más atrás, el belga Lukaku. Por la impresión final, me habría quedado con Mandzukik. Pero por lo que hizo a lo largo de todo el campeonato, el saldo es a favor de Kane. O sea, Kane.
En breve: los mejores en cada puesto según mi opinión fueron:
En el arco: Courtois
Línea de fondo: Trippier, Mina, Vaerane y Marcelo
Línea del medio: Pogda, Modric y Hazard
Delantera: Mbappe, Kane y Griezmann
NOTA: en esta lista no aparecen los mejores jugadores del mundo sino solo los que mejor jugaron durante el mundial. Para nadie es un secreto, por ejemplo, que Ronaldo, Messi y Neymar figuran entre los mejores del mundo, pero en el mundial ninguno logró estar a la altura de lo que son.
PS. Para la confección de esta lista conté con la colaboración del Dr. médico y amigo, Pedro Sierra

Comentarios

  1. Sr. Mires, gracias por estos análisis del mundial que han sido para mi la mejor y la más grata de las lecturas durante este feliz mes de futbol!! Lo sigo siempre en su análisis político con interés y atención, pero económica, social y políticamente Sus artículos me han brindado un respiro de felicidad en esta Venezuela asfixiada que anda a tientas en la desgracia del socialismo del siglo XXI. Gracias por ello! De este presente también saldremos, ojalá aprendidos

    ResponderEliminar
  2. Magníficas sus crónicas futboleras, un gozón leerlas . En ésta, bueno que sería la vida sin discrepancias, Umitti por Varanne y lo firmo .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentarios agresivos o insultantes no serán publicados