Anton Julian - TIEMPO IN-VERSO





El tiempo se vuelca hacia El Atrás con la edad,
el futuro desaparece, o si se quiere: aparece en otro futuro:
nieblas moradas sin horizontes ningunos;
pájaros de la noche, cánticos gregorianos, gritos sin orden ni paz.

Hacia el trasero del tiempo, como en una comedia musical norteamericana,
vuelven tus días más felices: fueron todos días de amor, deseos y ganas.
La primera mirada, el primer grito nupcial de las palomas sin cabezas,
y el amor caliente, tieso y duro como debe ser el amor cuando entra y sale,
y estalla

también las risas del otoño,
y también esa carta atroz de la funeraria.
"No dejó ningún poema para usted"

La felicidad era un himno prehistórico a una patria desconocida
A esa zona de arroz y aguas donde nadie vive seguro.
Allí, donde no había preguntas ni respuestas.
Allí, donde esa frase maldita: “qué putas vine a hacer a este mundo”,
dejaba de resonar en tus sienes, como si fuera el martillo del demonio.
Como ahora: como si fuera el verdadero martillo del demonio.

Comentarios