Anton Julian - LA RAYA










En un momento determinado,
cuando el futuro no asoma,
cuando no hay charcos ni ríos,
cuando todo parece haber llegado a su fin,
y tú te llenas de recuerdos como si fueran bichos,
asoma la posibilidad de ver la cara de Dios,
o por lo menos un huella suya, dejada al azar.

Una Raya.

es lo que más podemos ver,
el resto nos ha sido prohibido,
está detrás de la Raya, oscura de la noche,
esa Raya que te separa de ti y de lo que eres.
Esa Raya que ha rayado lo que nunca más serás.

Y la noche avanza,
apura la copa de vino,
Búscate otra almohada
y sueña que estás vivo
solitario, viejo, frío
en medio de un oceáno de voces
y de ese dios que, sin saberlo,
eres también tú mismo, viviendo.

Al otro lado de la Raya



Comentarios