Fernando Mires - Venezuela: TRECE RAZONES PARA VOTAR



En Venezuela, antes de cada elección, surge la misma controversia. Los argumentos son, si no iguales, parecidos. Al final se impone la razón y la mayoría de la oposición vota. Si la oposición gana, todos festejan el triunfo. Esta vez, en cambio, hay algunas variantes. Las anunciadas elecciones regionales que deberían haberse realizado un año atrás, están por venir. Tendrán lugar después de las grandes demostraciones de masas en defensa de la Constitución, iniciadas en abril del 2017. Los ánimos están enervados y no es para menos: el régimen ha asesinado a muchos seres humanos. Casi todos, jóvenes.
La dictadura, ya abiertamente declarada, ha impuesto mediante el fraude más grosero conocido en toda la historia electoral latinoamericana, una asamblea constituyente, fascista y cubana a la vez. El ambiente es propicio para todo tipo de aventuras antipolíticas, y también hay razones que lo explican: la lógica de la fuerza representada en una mafia de poder en alianza con los altos mandos del ejército se ha impuesto por sobre la voluntad de la inmensa mayoría. Bajo estas condiciones ha crecido en el seno de la oposición un abstencionismo políticamente anómico pero a la vez militante; muy destructivo con respecto a la única organización política de oposición que existe en Venezuela: la MUD.
Frente a las amenazas que provienen del régimen y de los divisionistas, los sectores democráticos de la oposición intentan defender los pocos espacios que restan. Como una contribución solidaria a la lucha que ellos libran en condiciones tan adversas, he redactado trece puntos que, en mi opinión, son razones que deben tenerse en cuenta para participar en las elecciones regionales de 2017. Siempre y cuando tengan lugar. Pues bajo una dictadura ejercida por personajes sin principios, seres brutales al servicio de sus propias ansias de poder, todo puede ser posible.
  1. Las elecciones regionales están pautadas en la Constitución. Desconocerlas o renunciar a participar es seguir a la pauta de la dictadura -la que como toda dictadura es antielectoral-. Es faltar a la letra y al espíritu de la Constitución. Es romper con la línea histórica de la oposición. Línea que ha sido definida por sus principales líderes y suscrita por la gran mayoría de sus partidos como pacífica, democrática, constitucional y electoral. La Constitución es la guía, es el programa y es la ruta de la oposición. Sin la Constitución la oposición no existiría. Todo lo que es la oposición se lo debe a la Constitución. La decisión divisionista, derrotista y abstencionista de una parte de la oposición liderada por el grupo VENTE, es anticonstitucional y por lo mismo hace el juego a los planes de la dictadura.
  2. Entre oposición y Constitución hay una relación simbiótica. Todo voto a favor de la oposición es un voto a favor de la Constitución. Por esa misma razón, todo voto a favor de la Constitución es un voto en contra de la constituyente cubana. La principal contradicción política de las próximas regionales deberá ser  -siempre y cuando los partidos y candidatos entiendan la esencia del problema-: o Constitución o constituyente. Agitar esa contradicción es más importante que el número de gobernaciones que puedan ser ganadas. Las elecciones, en ese sentido, no son solo un fin sino, además, un medio de agitación política a favor de la Constitución. Convertir a las regionales en un movimiento democrático, popular y constitucionalista es la gran tarea política del momento.
  3. El 16/J la mayoría del pueblo venezolano votó (simbólicamente) en contra de la constituyente, no en contra de las elecciones. Y la razón es elemental: la constituyente fue inventada para evitar las elecciones, sobre todo las regionales, destinadas a privar a la dictadura de todos sus poderes locales. Luego, al votar en contra de la constituyente, los venezolanos votaron a favor de la reivindicación del sufragio universal. Los puntos 2 y 3 tampoco auspician el abstencionismo. Por eso, los que hablan del mandato del 16/J, tergiversan su sentido, tanto en su letra como en su intención. Aparte del rechazo terminante a la constituyente, no hay, en ninguno de los tres puntos del 16/J, un mandato explícito a favor de la abstención electoral.
  4. La Unidad al ir a las elecciones regionales no interrumpe, más bien confirma su continuidad política. La MUD siempre ha sido electoral. Nació y se configuró como una asociación electoral. Que, obligada por las circunstancias, hubiera debido asumir otras funciones, es otro tema. Lo importante es que la MUD ha continuado la línea trazada el año 2007 cuando defendió la Constitución en contra del propio Chávez. Sus más grandes éxitos han sido electorales. Electoral fue el triunfo que robaron a Capriles en las presidenciales del 2013. Electoral fue el grandioso triunfo del 6D. Electorales son las alcaldías y gobernaciones arrancadas a la dictadura. Electorales fueron las grandes manifestaciones por el RR16. La defensa de la AN, elegida electoralmente, fue el punto de partida de las grandes movilizaciones que llevaron a Maduro a imponer la constituyente cubana. Electorales por último fueron las jornadas que llevaron a votar el 16/J en contra de la constituyente. No hay ningún motivo para que la MUD se aparte de la vía electoral, la única que conoce. Romper la vía electoral es romper la oposición. Quienes lo hacen están por cierto en su derecho. Pero para ejercerlo deben presentar una línea política diferente. Y hasta ahora, definitivamente, no la tienen. Son como los perros hortelanos de la política: no hacen ni dejan hacer.
  5. Al plantearse en contra de las elecciones, sin ofrecer ninguna otra alternativa, los abstencionistas solo piensan en dos posibilidades: o en una invasión o en un golpe militar. En cualquiera de los dos casos la oposición no tiene ningún papel que jugar. De este modo los abstencionistas no solo exigen la abstención. Además, buscan eliminar a la oposición, sobre todo a la MUD,  como sujeto político, condenándola a servir de coro de acciones en las cuales ella no tiene ningún poder de decisión.
  6. Las elecciones se encuentran en perfecta continuidad con las protestas iniciadas en abril del 2017. No hay ningún objetivo surgido durante las protestas del 2017 que no pueda ser revivido durante las campañas electorales que –eventualmente- tendrán lugar. Protestas sin vía electoral al chocar permanentemente con la soldadesca están condenadas a la derrota. Las elecciones, en cambio, abren un nuevo cauce. Mientras las protestas tenían lugar solo en centros urbanos, allí donde hay universidades, las elecciones pueden llevar la protesta hasta los últimos rincones, ampliando el espacio de participación pública. Las elecciones regionales son en ese sentido más radicales que las elecciones presidenciales. Más allá de los resultados, de los fraudes, y de la posibilidad de que sean eliminadas por el régimen, las elecciones permiten abrir un nuevo espacio de confrontación política.
  7. Las elecciones no legitiman al régimen pues el régimen es anti-electoral. Las elecciones solo legitiman a las elecciones. Por eso cabe esperar que la dictadura hará todo lo posible por torpedear, boicotear y, si todo eso no resulta, postergar o incluso eliminar a las elecciones. Si se da ese caso, como es probable que ocurra, no la oposición sino la dictadura habrá perdido legitimidad; si es que le queda algo.
  8. Las elecciones tampoco legitiman al CNE. Todo lo contrario, permiten derrotar al CNE como ya ha ocurrido en otras ocasiones. Por eso quienes arguyen que no irán a las elecciones después del monstruoso fraude del 30/J sacan mal las cuentas. Pues ese CNE no es fraudulento desde el 30/J. Lo ha sido siempre. Incluso, el mayor fraude electoral de su historia no lo cometió el 30/J - en el hecho, una elección interna del PSUV- sino el 14 de abril de 2013 cuando Tibisay Lucena -al negarse a mostrar los cuadernos electorales- reconoció, objetivamente, haber robado las elecciones presidenciales. La oposición aprendió la lección: cuando la votación se convierte en un aluvión y cuando las mesas son vigiladas una por una, el fraude puede ser derrotado. Mesa vigilada es mesa ganada.
  9. La monstruosidad del fraude del 30/J cumplió dos objetivos: el primero:  inventar millones de votos para imponer a la constituyente cubana. El segundo: advertir a la oposición de este modo: “nosotros somos tramposos, no tiene sentido que ustedes vayan a las elecciones pues con nuestros fraudes los volveremos a derrotar”. Imposibilitada de ganar las elecciones, la dictadura ha decidido envilecerlas, desmoralizando a la ciudadanía y dividiendo a la oposición en electoralistas y anti-electoralistas. De este modo, si la oposición no acude a votar, la dictadura hará elecciones adjudicándose un triunfo electoral sobre la oposición “anti-electoral”. El problema más grave es que una parte de la oposición –ignoramos su magnitud- ya ha pisado la trampa. Esa parte ha olvidado el principio más elemental de la política: “nunca hagas lo que tu enemigo quiere que tú hagas
  10. No el 30/J sino el 6/D debe ser el parámetro electoral de la oposición. El 30/J solo demostró los límites que es capaz de traspasar la dictadura cuando la oposición está ausente. El 6/D demostró en cambio lo que puede llegar a alcanzar la oposición cuando participa activamente en las elecciones. Si en las regionales no lo hace, tendrá lugar un segundo 30/J. Que nadie tenga dudas. Los responsables serán los abstencionistas. Nadie más.
  11. La participación electoral bajo dictaduras está avalada por la experiencia de una gran cantidad de movimientos democráticos que han usado todos los espacios para acelerar la caída de los tiranos. No se trata por cierto de reeditar la discusión bizantina acerca de “la dictadura no sale con votos” o a la inversa: “solo con votos sale la dictadura”. Se trata solo de tener presente dos hechos objetivos: El primero dice que siempre los movimientos democráticos han puesto a las elecciones en el primer reglón de la lista de exigencias. El segundo dice que hasta ahora no se conoce ningún caso en la historia en el cual una dictadura haya sido derrotada mediante la abstención electoral.
  12. La mantención de una línea constitucional  y por lo mismo electoral ha sido la principal razón que explica por qué la oposición ha concitado en su torno un gran apoyo internacional. Si los asesinatos de tantas personas lograron sensibilizar a la opinión pública mundial no fue por la innegable tragedia del hecho –en Siria son asesinados grandes cantidades de seres humanos día a día y la indignación internacional es muy débil- sino porque quienes cayeron en Venezuela lo hicieron luchando por uno de los sacramentos de la política moderna: el sufragio universal, inscrito en la Constitución de 1999 y negada por la constituyente de la dictadura. Si la oposición decidiera no participar en futuras elecciones, aún  argumentando trampas y fraudes, el impacto sobre esa opinión mundial sería más negativo que positivo y, sin duda, la dictadura sabría como manipular a su favor esa situación.
13. Hay por último una razón en la cual están contenidas todas las demás. Una razón que condiciona a toda otra razón, o –para decirlo con el vocabulario de Freud- una razón sobredeterminante. Esa es la razón ciudadana. Significa, según esa razón, que cuando uno vota no lo hace solo para cumplir un objetivo, o por motivos tácticos o estratégicos, o porque voy a perder o ganar. Uno vota simplemente porque es un deber hacerlo. Que otros van a robar mi voto no me exime del cumplimiento de mi deber. Nadie puede dejarse determinar por la maldad de los otros. El hecho de que Maduro y su mafia sean unos hijos de puta, es problema de ellos, y alguna vez lo pagarán. Pero cuando uno vota, también vota para y por sí mismo. El voto es la dignidad del ciudadano.

Comentarios

  1. Lo mas importante razón, pienso yo es demostrar que hubo trampas en las elecciones de la ANC y que con algo de, control eletoral, py loodemos lograr el objetivo, pero es importante que la gente entienda esto, ya que el gobierno esta apostando al descontento de la población, y a la fractura de la oposición.

    ResponderEliminar
  2. Importante y muy iluminativo su artículo. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Excelente como siempre, comparto 100% ese análisis

    ResponderEliminar
  4. Respecto del falso dilema de participar en las Regionales, publiqué mi opinión el 9 de agosto; El precedente nefasto de las parlamentarias del 2005, cuando la mayoría de la Oposición obedeció el llamado a la ABSTENCIÓN y el régimen monopolizó la absoluta mayoría de las diputaciones en la AN, le permitió seguir destruyendo al país a capricho del charlatán intergaláctico y su jefe Fidel. Uno de los más enfebrecidos convocantes a NO PARTICIPAR esa vez, fue Ramos Allup (también estuvo confabulado en contra de CAP en el 93, logrando que lo destituyeran, lo que abonó más la “antipolítica” y el camino del fanfarrón de Sabaneta a Miraflores). Por supuesto que no se puede abandonar el campo de juego, las elecciones son parte esencial de la Democracia, y no podemos darles la espalda por hipersensibilidades de guerreros del teclado. Falso que dictadura no sale con elecciones, con referendo y Unidad de la oposición frenaron a Pinochet (aunque él se empeñaba en seguir, las Fuerzas Armadas respetaron la decisión de la mayoría de los chilenos). Lo cuestionable es que cada partido decida por su cuenta, dañando la UNIDAD de la MUD y de la Oposición. Las estrategias deben acordarse en conjunto, la desunión beneficia a la dictadura, mucho más la abstención. La oposición unida debe acordar e inscribir a los candidatos, y de inmediato presionar para renovar el CNE. Siendo absoluta mayoría no hay manera de que hagan fraude, pero los rectores cuyos períodos estén vencidos, deben salir. Por realizar el ilegítimo aquelarre de la Prostituyente en el que participó sólo la Minoría del sucialismodelsiglo21, hoy el indocumentado y su narcopandilla tienen más de medio planeta en contra. Las violaciones al hilo Constitucional y la criminal represión, hunden a los ñángaras.
    http://www.analitica.com/opinion/prostituyente-summa-cum-fraude-represion-summa-cum-criminal/

    ResponderEliminar
  5. Aplaudo al régimen al ver cómo maneja la verdad de tal manera que aún, la gente que dice ser de la oposición, admitiendo que son unos tramposos, les siguen el juego y aceptan ir a los comicios como borregos mansos, convencidos de que estas dando la pelea como debe ser. Se asemejan al boxeador que a cada rato va a la lona, pero desde su esquina le gritan,«tranquilo, los jueces están viendo que vas ganando». Cómo se nota, que quien escribe esos 13 principios o lo que sea, esta escribiendo cómodamente sentado, tomando su café o whisky y hasta oyendo buena música. De esa manera es fácil hacer oposición. Y opinar que hay que votar. Desde mis 70 años bien vividos, desde la dictadura de PJ, pasando por los ñangaras de la Universidad Central, y tantas maniobras de la «verdad» que el comunismo nos tiene acostumbrados, la historia continua...igualita. Ah, y después, cuando las cosas pasan como se sabe que van a pasar, no tienen valor para dar la cara o si a caso dicen, bueno, me equivoqué. Pero nadie arregla las cosas. Lo hecho, pecho. Si, salimos a votar y las calles se llenaron, estamos orgullosos de haber salido a defender nuestro derecho al voto, aunque no ganamos más nada. El Gobierno no reconoce nuestro triunfo y el Ejército ni los organismo internacionales pueden hacer más. Total, habremos dado ejemplo de que estamos dispuesto a seguir viviendo con este régimen, son libertad pero con la frente en alto. Para que coño sirve eso, no sé... lo felicito por decir tantas mentiras., perdone, pero veo un chavista disfrazado de cordero.

    ResponderEliminar
  6. Creo y estoy seguro que para las próximas y subsiguientes elecciones debemos eliminar las maquina aunque algunos piensan que son seguras allí esta la trampa. Por otro lado este articulo 13 es la realidad que vivimos en venezuela por ello hermanos Venezolanos no desperdiciemos esta oportunidad porque tal vez sea la ultima. VE A VOTAR EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES. Seamos valientes si no podemos salir a la calle a manifestar hazlo con tu VOTO no te quedes en casa Venezuela nos necesita.. .Con votos vamos derrotar esta dictadura...

    ResponderEliminar
  7. No estoy de acuerdo con la razón 3. Ya que eso d q votamos simbólicamente, eso será ahora q están diciendo eso hmno, porque siempre dijeron q era vinculante. Por otro lado la pregunta 3 del 16j... ud la leyó? Porque los vzlnos queremos votar, claro q sí, siempre lo hemos echo, pero en las condiciones normales y naturales q exigimos en esa pregunta 3. Explique eso por favor, porque la AN no utilizó nuestro voto para hacer cumplir la constitución. Y en donde quedan el Arte 350 aprobado anteriormente por la AN? Estamos en desobediencia o ya no? Ud cree q el gob después de decirle al mundo q sacó 8mill de votos va a permitirse poner menos cantidad en estas, va a poner más votos. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. El problema es creer que la oposición y en particular la asamblea nacional tiene algún tipo de poder, que no sea el mediático internacional , para cambiar las cosas. La AN y la MUD no tienen el poder que algunos manifiestan. Las marchas, las trancas, son simbólicas. No llegan a nada. Sólo consiguen poner en evidencia a nivel internacional lo malo maluco del reégiman. ¿Y....? Que alguien me diga de manera concreta ¿cómo se sale de esto? y no con frases hechas y estúpidas. Si no votamos , ¿qué proponen?. Seguir con las marchitas que lo único que hacen es crear muertos. Los que opinan que no votamos hasta que no se den las condiciones ideales, están soñando porque la MUD y la AN no tienen el poder para eso. Bájense de esa nube. A votar para obligar al gobierno a hacer trampa. Si no votamos se la dejamos de bombita como en el pasado.

    ResponderEliminar
  9. Una razón adicional: la no participación de la oposición le serviría en bandeja de plata a Maduro y sus esbirros ganar unas elecciones democráticas limpiamente y de esa manera re-legitimarse internacionalmente, así que hay que participar así sólo sea (en el peor de los casos) para forzar y evidenciar la trampa del Gobierno en caso que decida desconocer a la mayoría opositora...

    ResponderEliminar
  10. Graaaacias Fernando por taaaaaaanta iluminación acerca de las "Trece razones para votar". Por cierto la frase de "MESA ELECTORAL VIGILADA, MESA ELECTORAL GANADA", la creó mi querido amigo médico Antonio Clemente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentarios agresivos o insultantes no serán publicados