Los Domingos de Anton Julian: FRAGMENTOS METAFÍSICOS


La lluvia cae sobre la hoja muerta de la malva
transparente de pura agua
para deshacerse en la tierra hasta confundirse
con esa misma tierra. Y así será tierra dentro del vientre

largo de la lombriz que traza el pájaro del viento
cuando vuela, vuela y vuela hasta perderse
en el punto más lejano de los tiempos idos.

Entonces observo que desde hace algunos días todo lo que pienso, creo, opino, hago o digo, no son más que simples metáforas de lo que ha sido el curso de mi vida. Nada más y nada menos que eso.
......................................


En el punto más lejano de los tiempos idos
hay un recién nacido que mira al mundo
y cree, con toda razón, que él es el mundo.
.............


Detrás de cada palabra
se encuentra un mundo.
Cada palabra es una puerta abierta al mundo.
Pero la realidad nunca será la misma que yace
tendida, desnuda y escondida en la gramática.
Ahí reside justamente el don de la palabra.
Te la dieron para que descubrieras, aún sin palabras,
lo que está detrás de cada palabra.
.........................


Todo comenzó con la palabra y la palabra soy YO (Juan).
Frase que debe ser entendida en su dicción.
Pues si algo comenzó, algo terminó.
En esa fragilidad lógica yace la revelación.
Nunca la descubrirás. Pero sin no deseas descubrirla,
habrás vivido en vano.
No habrás hecho un debido uso de la palabra.
No sabrás si esa palabra fue una bendición. O una maldición.
.........................


El ser del ser se desvanece en su materia
sin negar a su materia, luego languidece
y espera en medio de su espera, la sombra,
la calidez de la tierra para emerger un día,
después del sueño, convertido en arcoiris,
ave nocturna, volantin o cielo, sin dejar de ser
el mismo que antes era, abrazado a su yo,
como ese hombre cualquiera que se ahoga
en el río más profundo de su perra vida
y espera que una cruz lo salve de sí mismo
sin saber que él, el mismo y nadie más,
es, o ha llegado a ser, la madera de su propia cruz.
 .......................
.

Todos somos enviados de Dios sobre la tierra.
Todos llevamos consigo una parte, un hueso,
un cartílago, al menos una bacteria
o simplemente el aire de Dios.
Cada uno puede salvar o joder al mundo.
Deberíamos ser más concientes de lo que decimos.
Y no esperes un milagro. Tú eres el milagro. Te guste o no
.........................


Cada uno de nosotros,
al vivir en el tiempo,
es parte de otros tiempos
y esos otros son parte tuya.

Cada uno de nosotros
es una tormenta que te lleva  
no solo hacia adelante,
(como en El Angelus Novus de Paul Klee)
pues también continúa hacia atrás,
hacia un tiempo sin adelante ni atrás,
y sin más acá y sin más allá.
Eso significa:

Cada uno de nosotros 
lleva consigo la potencia de la otra vida.
De la otra vida:
en el exacto y verdadero sentido de la palabra.
..........................


Cada uno de nosotros es un redentor.
Yo lo dijo Paulo: ser en Cristo (Dios)
es asumir no solo la condición humana.
Significa, además, asumir la condición divina.

Pero yo te entiendo a ti: vivir con Dios
metido adentro del cuerpo
produce dolores terribles en el alma.
..........................



ese ángel que asomó en el medio de mis dos edades
esa luz que traspasó a las tinieblas más oscuras
esa voz que canta como loca en medio de la noche
ese hombre que no quiso rematar al enemigo en la guerra
esa mujer que conoció al amor, justo cuando envejecía
ese perro cuya mirada es más humana que la mía
ese joven que se vestía de novia llorando por las tardes
ese poeta que quiso romper el papel con sus versos
eso y mucho más son las certificaciones sagradas
que nos muestran como la vida renace desde sus raíces
sin más propósito que vivir, sin más deseos que nacer.
..............................



Vamos a la playa. Ohó ohó
Que la bomba estalló. Ohó ohó.

Y olvídate de todo lo que te dije. 




Comentarios