Los domingos de Anton Julian: CUANDO LA NADA



Antes, todo lo que era y es, fue la nada
pero cuando llegó todo, no se fue la nada
todo lo contrario, se incrustó en todo
y hasta siempre, como una sombra te acompaña.

El ser y el no-ser son hermanos (Anton Julian)

A veces en tu oreja zumba la nada su voz hueca
y lo sólido comienza a desvanecerse en el aire.

Es difícil aprender a vivir con la nada.
Cuando menos lo piensas la muy puta aparece
con su mano invisible, con su tiempo sin horas,
y con toda su nada.
En esos momentos solo alguien que te ame puede salvarte.

El hombre es el ser mediante el cual la nada viene al mundo (Jean Paul Sartre)


Comentarios