Los Domingos de Anton Julian: LA TORRE DE PISA Y LA TORRE EIFFEL










No invento nada: así lo vi y así lo digo:

En la cabina del tren conversaban dos mujeres jóvenes
De improviso una preguntó a la otra:
¿Cuál torre te gusta más?  ¿la torre de Pisa o la torre Eiffel?
La otra contestó: la torre Eiffel por supuesto.

Comenzaron a mirarse fijamente y de pronto
estallaron en interminables carcajadas.
Ese “por supuesto” lo dijo todo. 

Yo miraba desde la ventana del tren hacia el horizonte
Los pájaros no sé si regresaban o se iban
O volaban. O Simplemente volaban

La vida puede ser a veces muy bella
La poesía asoma su rostro sin que la llamen
                                                           Así no más
                                                           De repente. 

Comentarios