Anton Julian - POESÍA RELIGIOSA



GÉNESIS

Primero fue la palabra,
la palabra se hizo carne,
la carne se hizo tierra,
la tierra se hizo árbol

y de los árboles nacieron nidos
y de los nidos nacieron pájaros
y de los pajaros nació el vuelo
y del vuelo llegó el aire que respiras

y de la respiración nacieron tus labios,
los besos, los hijos, los trabajos, los días,
las guerras, los vivos y los muertos.

Yo no sé en qué irá a terminar todo esto.

EL CANTAR DE LOS CANTARES

La esclava levantó
su velo muy en alto
y con la mano derecha
introdujo el miembro
del amo en la canela
caliente de sus piernas

Desde un filo
de la piedra,
entró
luz de sol
fino y fugaz
hilo de luz
línea recta
del desierto

Y sobre las sombras
de los ojos de la esclava
surgió un grito y un durazno
agitando el fuego
denso de cada día

Desde ese momento,
el rey comenzó a creer
en Dios
Y en todo
lo que en este mundo
lo justifica y lo rodea

Había nacido el amor,
la poesía y junto a ella,
                                    la fe.


EL

Lo busco,
se va,
lo llamo,
soy yo mismo
reflejado en su rostro,
es El
cuando lo pienso,
somos los dos
cuando lo encuentro,
vivo el minuto concedido,
y aparece en una hoja
o en una mosca
o en un pezón de la novia
bajo el sol del día domingo
y trae consigo
el mensaje indescifrable
de los tiempos muertos.

Lo pienso,
lo recuerdo,
mi memoria
no alcanza
en sus siglos,
lo leo,
se va,
no vuelve,
soy mortal,
me pierdo
tengo miedo.
Escribo y no pienso


NÉMESIS

Algunos

lo buscan en el filo de los océanos

Otros

a lo neruda, en la tela de la cebolla

No faltan

quienes dicen haberlo visto
colgando desnudo de una rama

Hay

quienes lo suponen escondido
en el fondo de la materia oscura

No excluyo

a los que creen que habita
en las nalgas de las damas

Yo,

el impenitente, el inconsciente, el reticente
no lo busco,
sé que lo tengo para mí solo

Pero nunca llega a tiempo

DESACUERDO DIVINO

En un solo punto no estoy
de acuerdo con Dios.
O debió habernos hecho
como un espíritu sin materia
o como una materia sin espíritu
Pero nos hizo las dos cosas a la vez
¡Y CON ESO NOS JODIOOOOÓ!

POST-MORTEM

Dime algo ¿qué fue del palo de rosa roja
¿Cuándo hasta el sol con furia fue quemado?
Cuéntame de la acacia quebrada por el frío
y del musgo que un día penetró por la ventana

Háblame de la enredadera que nos jodió tanto la vida
Y también de los torvos insultos del beso ajeno
Y de ese misterio de la puerta cerrada con llave
En fin, de lo que sucedía, en mí, en ti y en tu calle

Cuando estábamos vivos y como orates nos amamos
Y de lo que nació después, antes de que llegara la nieve
Por ejemplo, dime algo de las termitas asesinas
Desde que nos asaltaron en esa tarde maldita de mayo

¿Y qué pasó con las palomas negras del verano?
Cuéntame como terminó esa película finlandesa 
Después de la llamada urgente en el teléfono
Cuando sin quererlo me puse blanco de espanto

Dime algo, de lo que fue y de lo que no pudo ser

Cuéntame por qué aquí en el cielo donde después de muerto me llevaron

No pasa ni un auto, ni una brisa, ni un zapato, ni un álamo
Solo un tiempo detenido en los punteros de un reloj.

Solo un tiempo ciego, sordo, mudo, feo, lento, atroz

PRUEBA MATERIAL DE LA EXISTENCIA DE DIOS

Si Dios no existiera
Significaría que vos soy sobre la tierra
el punto más alto de la creación
¿Vos el punto más alto de la creación?
¿Vos con tus insultos procaces?
¿Vos con tus odios mal contenidos?
¿Vos con tus exabruptos y eructos?
¿Vos con tus várices y tus jorobas?
¿Vos con tus envidias y tus engaños?
¿Vos con tus vicios y tus estropicios?
¿Vos el punto más alto de la creación?
No me hagai reír más, huevón
No me hagai reír más, ¿querí?
Vos no soy el punto más alto de la creación.


EL SER EN EL MUNDO

Los gusanos que comerán
de nuestra carne
son los enviados
de Dios bajo la tierra
puestos al servicio
de la reproducción
de los padres,
de los hijos
y del Espíritu Santo 
también. Amén.

HAY QUE SABER BUSCARLO

hay que saber buscarlo,
en las arenas y en los ríos
en el hueco azul del cielo y
en la miga de pan rancio

hay que saber buscarlo
en el miedo de la noche
o en la palabra muerte
o en la palabra “cosa”

y en esa sábana que ocultó
el secreto de toda una vida
y en la mano que te tocó
“para que tú no te me mueras”

hay que saber buscarlo
porque el día en que lo encuentres
ya nunca más lo encontrarás
Sin tu búsqueda, Él no es ni será

CREDO

Hay quienes creen que lo tienen
Pero no lo tienen
Hay quienes creen que no lo tienen
Pero sí lo tienen
Nadie lo lleva en una estrella en la frente
Ni en una insignia prendida en el pecho

Pero a veces aparece

En la risa de una muchacha de invierno
En la penúltima rosa fría del verano
En la mirada ausente del borracho
En la luz que parió a gritos la noche
Y en dos besos musitados por el rostro
de una mujer muda pegada a la ventana

Entre el tener y el ser existe
la misma diferencia que separa
al saber del conocer. Así es.


GRITO DE AUXILIO

No lo dejemos solo

Si no lo ayudamos
El nunca existirá
Eso vino a decirnos
Eso nos dijo a nosotros

¡Que no lo abandonemos!

Él, el pobre Dios, está luchando solo
Solo en contra de la Nada
Él necesita de nuestra ayuda
como un bombero sin agua

La Creación todavía no ha comenzado
Hay que hacerla junto a Él

EL SER Y LA NADA

Al hacernos hizo de la Nada
un Algo, así lo hizo Él
Y la Nada la hizo Él
Y la Nada lo hizo a ÉL
Para dejar de ser Nada

Y si Él hizo al Hombre o
el Hombre lo hizo a Él
Eso no tiene la menor importancia
Lo importante es que Él exista
Porque sin Él no somos nada

Lo necesitamos: por eso existe.


AUSENCIA DE DIOS

Dios se hace presente en su ausencia
En ese momento, cuando estás solo
Y el mundo se te viene encima, con todo
Aparece Dios en su ausencia

Dios es, aunque no lo creas, la ausencia de Dios
Dios es, aunque no lo pienses, el vacío de Dios
Dios es la ausencia de Dios sobre la tierra

Si Dios se hiciera presente en su presencia
Nadie, ni tú ni yo, necesitaría de Dios
Dios creó al mundo y con ello a su propia ausencia
Para que lo buscáramos en su propia ausencia

Dios no es el encuentro con Dios
Dios es la búsqueda de Dios
Dios es su ausencia.
¡Dios no es nadie más que Dios en su ausencia!

EL EVANGELIO SEGÚN JULIAN

El hombre cruzó su historia,
atrás quedaron las vidas,
lo lloran todavía.

El hombre cruzó su historia,
detrás quedaron los recuerdos,
sus primeros amores,
las piedras del desierto
Los lirios de las rocas,
los alegres muchachos
compañeros de su vida

el pan hecho cuerpo
y el vino hecho sangre

El hombre cruzó su historia,
su grito final cruzó la tierra,
lo anuncian las voces de la aurora
nació, renació y volvió a morir
para vivir nuevamente en ti.

El hombre cruzó su historia
Con sus manos rotas nos abandonó,
pero siempre, de algún modo, siguió vivo
y hasta en el aire que respiras
el hombre cruza, ahora, tu historia.


POEMA DE RESURRECCIÓN

Existe la innegable posibilidad de ser nada después de la vida aunque la resurrección no está fuera de toda discusión.
Reconozco mis dificultades teológicas para pensar en la resurrección de los cuerpos. Tampoco me parece demasiado convincente el asunto ese de la resurrección de las almas.
Más bien pienso en otras categorías, unas que no pertenecen a nuestra noción del tiempo.
Me refiero a otros tiempos en los cuales nunca hemos dejado de ser.
He pensado, no puedo negarlo, en que la resurrección es lo mismo que un nacimiento pero al revés. La madre actúa allí en representación de la tierra y la tierra en nombre del universo.
Puedo así imaginar que uno resucita cada día, en un devenir e irse donde se es hoja y viento, suelo y cielo, molécula, estalactita, bacteria, nube y hasta bicicleta.
Me estoy imaginando –para que no haya ninguna duda- un tiempo cruzado por un ser transversal.
No: Cuidado: No me refiero al ser del Yo ni al ser del Tú. Eso es lo que menos me preocupa por el momento.
Estoy hablando de uno que nunca he dejado de ser pero por lo mismo nunca ha dejado de irse.
Creo que esto no lo entienden muchos. Pero te lo juro, eso es lo que pienso. Eso es lo que siento. En eso creo. Hago así uso de mi libertad. Y de mi pensamiento.












Comentarios