Los Domingos de Anton Julian - ELEGÍA





¿Cómo he de dejar de ser
si el universo me pertenece?
¿si soy la gota de agua
que cae desde el tejado
y soy el invierno que acosa
desde la noche más oscura del otoño?

Esta es una de las preguntas claves de mi ontología personal; pregunta imposible de ser respondida con monosílabos; pregunta que solo puede entenderse como un mensaje dentro de una botella; de una botella sin mar; de una botella sin cielo.

He intentado escribir acerca
del sentido oculto de este poema
Pero me faltan las palabras.
Nunca sabré por qué lo hice.


Comentarios

  1. Excelente poema que propone la universalidad de lo existente. Todos constituimos la unidad oculta por el velo de maya que nos impide salir de la dispersiòn de los individuos.
    Al levantarse el velo se extinguirà la apariencia o representataciòn de lo mundano y regresaremos a la unidad. Sin embargo, la voluntad de vivir nos traerà por siempre al espacio mundanal de la representaciòn.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentarios agresivos o insultantes no serán publicados