Anton Julian - LA MUJER QUE TENÍA SOLO DOS OJOS





Era una mujer:
tenía solo dos ojos
y dos orejas,
y una sola nariz
¡con dos fosas!
y una única boca,
y una lengua dulce
y dos pechos de leche
y un sincero ombligo
y un nido de amor
entre las dos piernas
y dos pies con dos zapatos

y a pesar de todos esos
defectos,
insuficiencias,
maleficios
y problemas,
él la amó siempre
con pasión inusitada

Comentarios

Publicar un comentario

Comentarios agresivos o insultantes no serán publicados