Yoani Sánchez/ Carlos R. Chamorro - EL INSTANTE QUE DEFINE LA VISITA DE OBAMA A CUBA

En Cuba nunca se sabe. Es como una danza siniestra que puede ir dos pasos adelante y tres pasos atrás. Pero tengo la impresión de que el castrismo ha perdido mucha fuerza. En primer lugar porque la generación histórica son nonagenarios. Por otro lado, el ¨golpe Obama¨, aunque se mueve en el campo de los simbólico, porque no hay un gran cambio desde que se fue, ha tocado fibras del cubano, de la identidad nacional que al castrismo le va a costar recuperar. El castrismo no puede enamorar, hipnotizar. Obama ha logrado cosas donde el castrismo no puede competir, como hablar con el mayor humorista cubano, jugar dominó, comer en un restaurante privado. Se ha movido en unas líneas que deja muy a atrás a Raúl y Fidel Castro.  LEER

Comentarios