Viernes de la Poesía: VERSOS DIVERSOS



Coromoto Renaud - QUE LA NOCHE NO SEA TAN LARGA

Que la noche no sea tan larga y este viernes de verano sediento llegue
con un poema
Que tu voz irrumpa el silencio que de tanto silencio es la nada
Que se desgajen los luceros en tu ventana y puedas ver el bucare
resplandeciente que no está en tu plaza sino en mi calle
Que la lumbre que calienta tu invierno te cobije el alma
Que no llueva el jueves en París
Que no faltes el viernes





Anton Julian - DE NOSOTROS SOMOS SU SIMPLE RECUERDO

Siempre llegamos con retraso.
Miramos a las estrellas. Pero ya no existen.
Pensamos en los seres del alma. Pero ya se fueron.
Miro un par de ojos. Pero ya no miran.
Es la razón de ser del tiempo. Esa es.
El tiempo interno no coincide con el externo.
Vivimos – es mi deducción- siempre con retraso.
Nunca vamos más allá de nosotros mismos.
De nosotros somos su simple recuerdo.

tu jueves
no es mi jueves
y tu viernes
es mi invierno


             

Alejo Urdaneta - EXILADO

Al abrir la puerta
está el batir de la arena
Ya el custodio del faro
levantó los cerrojos
Se abre el exilio.

Dejaste sobre las piedras
las armas de la guerra
las azules banderas 
cubiertas de polvo estelar

Fuiste en tu andar sobre las dunas
sin el espíritu diurno
sin ningún adiós

El altar de las ofrendas
quedó aprisionado en la roca
el lecho está vacío
sobre el abismo y la niebla
El vapor matinal en la arena
traza desnudas hondonadas a tu paso

Corren tras de ti las alimañas
en el alba
sin alimento
sin abrigo en la tormenta
Fijas los ojos en la ceniza
en los despojos del viento

Aquel que vagaba en el silencio
medianoche en galería de piedras
busca ahora el hospicio de la isla
el caserón de tiza blanca
un cuenco de agua pura
el plato dulce de la tierra

Sueña compañía y lujuria
sueña el oleaje en los labios
de la mortal caverna
en la hora solitaria del espejo

Calveros verdecidos
senderos poblados de flautas
cencerros de alegría matinal

Confunde el rumor marino
con el murmullo de abejas
en el árbol del estío

A cada relámpago del agua
percibe el resplandor del fuego
en la hondura del refugio
Huésped precario
andariego
sin coordenadas
ciego ante los astros

El exilado del mundo
camina hacia otro mundo





Comentarios