Susana Seleme - SAMBA DE LA UTOPÍA

Guillermo Capobianco Ribera, falleció el pasado 12 de mayo, a las 10 de la noche. Su cuerpo batallaba hacía años, hasta que dijo basta. Su ausencia la llena su historia personal y la colectiva, en la construcción del “instrumento vital del provenir”: el partido político para la Bolivia que soñó siempre.
Él fue pivote imprescindible en la construcción del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria–MIR- en Bolivia, a inicios de los años 70.Fue uno de sus fundadores. En principio, ese MIR era proclive a la lucha armada, y luego, cuando sus hombres y mujeres se dieron cuenta de que la lucha política era más noblequeandar tirandotiros, se convirtió a la social democracia. Guillermo fue uno de sus mejores hombres.
SEGUIR LEYENDO>>