Marina Ayala - CON MI TV NO TE METAS



Un mueble muy especial que siempre me ha acompañado desde que tengo uso de razón. Todos los demás muebles se acomodan de acuerdo a su ubicación, tamaño de la vivienda e idiosincrasia de los habitantes. Si la casa es grande, como solían ser en otras épocas, se asignaba un pequeño salón para su ubicación. En espacios reducidos, como se implementó con la propiedad horizontal, se volvió todo un debate de categorías en donde se ubicaría este absorbente aparato. En la sala principal con las butacas y sofá rindiéndole homenaje, si la concepción era compartir atracciones con amigos y familiares. O se ubicaba en las habitaciones para que cada quien disfrutara según sus gustos y a sus anchas. A la larga se multiplicó su presencia y se ubicaban en sala, cuartos, patios, zaguanes y cocina. Por donde fueras pasando te lo encontrabas, con su generosidad, presto a servirte de compañía o mostraste el distante mundo que siempre te esperaba.