Rafael Rojas - LAVROV: EL LATINOAMERICANO

El canciller ruso Serguei Lavrov ha vuelto a América Latina. Más bien, ha vuelto a la zona de América Latina y el Caribe que define las fronteras físicas e imaginarias con Estados Unidos: México, Venezuela y Cuba. Casi anualmente, Lavrov realiza giras latinoamericanas: vino en 2014, 2015, 2017 y 2019. En varias de esas visitas pasó por Managua y Caracas, pero en ninguna dejó de poner pie en La Habana.
No creo que algún canciller del periodo soviético (Andrei Gromyko o Edward Shevarnadze) viajara tanto a América Latina o, tan siquiera, a Cuba, que era su principal aliado en la región. Hoy La Habana sigue siendo el vínculo privilegiado de Moscú en América Latina, pero el volumen de los intereses económicos, comerciales e, incluso, militares de Rusia en la isla son mucho menores que durante la Guerra Fría.