José Rafael Herrera - EL LADO INCORRECTO DE LA HISTORIA


Shapiro es el nuevo representante del viejo entendimiento abstracto al que muchos, por simple ignorancia, denominan “metafísica”. Pero como en toda ignorancia siempre se pueden encontrar algunos elementos contentivos de la verdad -Verum index sui et falsi- , y dado que el concepto de metafísica ha sido manipulado hasta el hastío por el propio entendimiento abstracto, al punto de intentar convertirlo en una de sus piezas predilectas de disección, entonces habrá que afirmar que el señor Shapiro es el nuevo representante de la vieja metafísica de entendimiento abstracto, cuya característica esencial consiste en la extracción -el saqueo indiscriminado- de la historia rica y concreta, hasta su transmutación en sentencia hueca. Su técnica consiste en ir eliminando, paso a paso, los componentes específicos de -por ejemplo- un castillo. Si se hace abstracción de los materiales que lo componen, de la ingeniería y de la arquitectira que lo caracteriza, haciendo de él una simple figura espectral, traída de la imaginación, ya no quedará de él más que el espacio en el que se encontraba. Pero Shapiro vá má allá, y sobre las dimensiones espaciales en las que se encontraba el castillo hace, una vez más, abstracciones. Y es así como, al final, logra obtener una sentenciosa “categoría metafísica” del castillo. Por cierto, fue a punta de las representaciones de los fantasmas del castillo como fue estableciendo los fundamentos de su última publicación: El lado correcto de la historia.
SEGUIR LEYENDO>>