Mercedes Malavé - EL PENSAMIENTO PERSEGUIDO



1) El pasado 27 de Marzo, la máxima instancia del partido COPEI, la Asamblea Nacional Socialcristiana (ANS) nombró una directiva provisional encabezada por mí. Decisiones de esta asamblea fueron convalidadas por el TSJ, con lo cual dábamos por cerrado el caso.

2) A partir de la ANS iniciamos proceso de reingeniería y fortalecimiento institucional, luego de 10 años de judicialización. De abajo hacia arriba, hemos hecho un esfuerzo denodado por refundar y recuperar a COPEI desde las bases, como debe ser.

3) Algunos han sido testigos de mis giras por el interior, encontrando gran receptividad de los copeyanos, hombres y mujeres, del país. Intenté compartir experiencias que nos confirman en la seguridad de que los venezolanos quieren cambio en paz por la vía electoral.

4) También encontramos mucho espíritu de unidad en las bases de los partidos políticos. No puedo dejar de mencionar la fuerte presencia de militantes de Acción Democrática (AD) en cada municipio, parroquia, sector y barrio; y de su enorme deseo de participar en elecciones.

5) No fuimos a la Mesa de Diálogo Nacional por razones muchas veces explicadas. Ratificamos nuestro compromiso con el pueblo de Venezuela, con sus padecimientos, con la terrible situación socioeconómica agravada por sanciones y bloqueos. Tampoco acompañamos TIAR ni invasiones

6) Una sentencia de COPEI nombra una nueva junta Ad hoc; quedo destituida de la presidencia y de la directiva. Mi trabajo nunca estuvo en los pasillos de un tribunal, sino en la recuperación de la fuerza electoral. Sigo creyendo en eso. Ya encontraremos formas de avanzar!

7) Hoy renuevo mi compromiso político con la unidad y la paz de Venezuela ¡Es con votos, votos, votos y no con balas! Estoy más convencida de ello, si cabe. Gobierno demuestra pavor a la recuperación de la fuerza electoral. Por último, quiero darles las gracias por el afecto