Rafael Rojas - LA DIVISIÓN DE LA IZQUIERDA LATINOAMERICANA FRENTE A NICARAGUA


Esta fragmentación de la izquierda, sumada al desgaste natural del movimiento antiorteguista, la represión violenta y sistemática del Estado nicaragüense y la estrategia ineficaz de la comunidad internacional, ha ocasionado que en Nicaragua todo siga igual: el intento de diálogo entre el gobierno y la oposición se hundió en julio, no se han convocado nuevas elecciones, Ortega y Rosario Murillo —su vicepresidenta y esposa— no dan señales de renunciar y el Estado sigue persiguiendo y encarcelando a opositores.
LEER MÁS