Laura Wittner (Buenos Aires) - MI LADO DEL DIÁLOGO


Está bien; pero cuando atravesábamos paisaje
árido o húmedo, industrial o bucólico,
bajo cielos turquesas o el efecto de drogas
la muerte y la enfermedad estaban lejos.
Basta, además; tanta preparación teórica
para lo que hay que decir, que nunca es mucho.
Dos cosas: ser amables los unos con los otros;
en el círculo íntimo, divertirnos, gozar.
Es que fugaz es todo.
Pasa que cobra peso en la memoria.
Mirá, no lo reenvíes.
Lo que te estoy diciendo te lo digo solo a vos.

Comentarios