Pedro José García Sánchez - PENOSA JUSTIFICACIÓN DE LA VIOLENCIA



Un enjambre de paramilitares se abalanza sobre la presa: un joven manifestante caído. La lluvia de patadas y golpes mientras es arrastrado animalmente por la calle, presagia el horror que vendrá cuando la cámara no lo capte. Pero los hay más viciosos. El video es en una celda, no cualquiera, pues los policías rodean al joven desnudo ordenándole tenerse de pie frente a la pared. Gozosos, miman los gestos del béisbol a cada embate propinado con una tabla de 2 metros sobre sus nalgas, espalda o nuca. Con el “tumbao” fonético venezolano, in crescendo corean “se prepara el pitcher, lanza…”, hasta que el culminante “¡Jonron!”, marca la quiebra definitiva del detenido y arrastra con encono su dignidad. 
LEER MÀS ......

Comentarios