Miguel Sogbi - A INSCRIBIRSE

El 30 de julio, el gobierno dinamitó la confianza en el sistema electoral.
Lo hizo no solo para tratar de engañarnos con la cifra de la constituyente, cosa que no logró. Sino que lo hizo con la idea de convocar al día siguiente las elecciones regionales, esperando que la oposición no participe en ellas y así quedarse con el país.
Lo cierto es que si la oposición no se inscribe en las regionales, el gobierno no solo las convoca, sino que las adelanta con la intención de quedarse con todas las gobernaciones y saldrán a decir al mundo que son democráticos y que gozaron del apoyo de millones de votos.
En cambio si la oposición se inscribe, el gobierno que sabe que no tiene pueblo, que no tiene calle, que no tiene gente, pensará dos veces antes de convocar regionales.
No inscribirse sería perder por forfait y regalarles el país.
No inscribirse sería dejar un espacio libre, cuando no hay que dejar ningún espacio libre
No se puede dejar la calle, no se puede dejar el espacio internacional, no se puede tampoco dejar un espacio para que se hagan de todos los estados.
Inscribirse, no es necesariamente participar.
Una cosa es inscribirse en una carrera y otra es correrla. Si la oposición no se inscribe en esta carrera, den por sentado que se va a realizar llueve, truene o relampaguee. Si la oposición se inscribe, la suspenderán o pospondrán por garua.
Inscribirse es bloquear las regionales, tacklearlas, sabotearlas. No inscribirse es perder por forfait.
Si la oposición no se inscribe, serán las regionales del PSUV.
Hay gente que está molesta y eso es lo que el gobierno quiere.
Quieren dividir. Pero no nos dejamos dividir.
Y si hubiese elecciones, estamos hablando del 90% del país votando por un cambio, con millones de personas en la calle, con miles de testigos, miembros de mesa, defensores de centros electorales.
También tendríamos que ir con condiciones de veeduría internacional válidas. Con auditorías de todas las fases y procesos, con condiciones de igualdad y sin ventajismos. De lo contrario no iríamos.
Hay que seguir en la calle, más unidos que nunca y jamás dejar que el gobierno nos divida con sus juegos y estrategias.
Solo a través del voto se llega a todos los espacios. El gobierno sistemáticamente busca destruir la credibilidad en el voto, porque el chavismo no es democrático. Porque saben que tienen muchos poderes, pero no tienen el más importante. No tienen el poder del pueblo.
La lucha es en todos los espacios.




Comentarios