Patricio Fernández - EL FIN DE LA REVOLUCIÓN CUBANA

La épica que dio origen a la Revolución le resulta enteramente ajena a los jóvenes de hoy. Sus preocupaciones son otras, bastante parecidas a las de sus coetáneos del resto del continente. No experimentan las ansiedades del capitalismo —las escasas posibilidades de consumo no se lo permiten—, pero comparten buena parte de sus referencias pop, con las que ya conviven a través de los smartphones. Escuchan reguetón, se cortan el pelo como los futbolistas famosos y ni siquiera se saben de memoria las consignas a las que entregaron la vida muchos de sus abuelos. LEER

Comentarios