Carlos F. Chamorro - LA MEMORIA HISTÓRICA DE LA DICTADURA


Para los nicaragüenses que crecimos bajo la sombra de una dictadura dinástica, bautizada por mi padre como “la estirpe sangrienta de los Somoza”, el nombramiento de la esposa de un gobernante autoritario como candidata a vicepresidente tiene la resonancia inevitable de un pasado funesto. Con Daniel Ortega y Rosario Murillo, la rueda de la historia está volviendo a un punto de partida que creíamos enterrado —la sucesión familiar para perpetuarse en el poder — después de casi cuatro décadas de revolución, contrarrevolución, transición democrática y ahora regresión autoritaria. Leer más

Comentarios