Carlos F. Chamorro: Nicaragua: EL PRINCIPIO DEL FIN

La destitución ilegal de dieciséis diputados propietarios y doce suplentes electos en 2011 por la alianza opositora del Partido Liberal Independiente (PLI), representa el preámbulo del nuevo sistema político que pretende institucionalizarse en las elecciones del seis de noviembre. Igual que el somocismo con el Partido Liberal Nacionalista y su sistema de “minorías congeladas”, el orteguismo está instituyendo su propia versión de un régimen de partido hegemónico con el FSLN y su comparsa de colaboracionistas. Ambos pertenecen a la misma raza “chupasangre” del erario público. La diferencia es que la anterior dictadura dinástica solo podía recurrir al partido conservador zancudo para aparentar la formalidad democrática electoral –el PLI histórico nunca pactó con Somoza– en cambio, Ortega y el FSLN disponen de un amplio abanico de micro partidos satélites: PLC, PLI, PC, APRE y varios más   Leer más

Comentarios