Nicaragua - LA VÍA ORTEGUISTA A LA DICTADURA (dos artículos)

Fernando Bárcenas - Y SI ORTEGA NO CUMPLE, QUE SE VAYA

Al gobernante opresivo y reaccionario, que ejerce un control absolutista del Estado, hay que hacerle pagar caro su demagogia, exigiéndole que cumpla con sus promesas, una vez que éstas tienen sentido práctico para resolver una demanda urgente de la población. No es que se piense que Ortega esté dispuesto o pueda cumplirlas, sino, por el contrario, se desea crear conciencia, en la práctica, de por qué razón, de sobrevivencia ciudadana, urge sacarlo del poder. Leer

Carlos F. Chamorro - CUANDO SE CIERRA EL ESPACIO  POLÍTICO
El último zarpazo contra la democracia ha sido una resolución de la Corte Suprema de Justicia controlada por los magistrados partidarios de Ortega que despoja a la coalición opositora de la personería jurídica del Partido Liberal Independiente. La sentencia va más allá y anula una convención partidaria en la que la oposición eligió a su fórmula presidencial la semana pasada, de manera que las elecciones del seis de noviembre, que ya no eran libres ni transparentes tampoco serán competitivas, al carecer la oposición de casilla electoral y de candidatos. Con una apuesta sumamente peligrosa que revive la historia de la dictadura somocista en el siglo pasado, Ortega cierra el espacio político electoral a la oposición, y abre las puertas a los partidos ¨zancudos¨, colaboracionistas¨, para institucionalizar su régimen de partido hegemónico. LEER

Comentarios