Olga Krnjajsky - A LOS CHAVISTAS QUE ESTÁN AQUÍ Y A LOS OPOSITORES QUE SE FUERON



¿Cómo juntar en un solo despacho a dos destinatarios tan diversos?…Pues eso es lo que voy a intentar.  Por que distintos como son, en su conducta se parecen mas de lo que les gustaría admitir y toca decirles lo mismo. 
Los opositores que se fueron, se fueron.  Sus razones son válidas porque son suyas y nadie tiene derecho a discutírselas. Punto.  Se fueron y no están.  Su partida es una pérdida sin atenuantes. Los que estamos aquí  les hemos dicho  adioses donde compiten el  dolor de perderlos y la esperanza sincera  que les vaya muy bien, tengan éxito, y encuentren en su país de acogida la posibilidad de reconstruir desde cero lo que aquí ya tenían por herencia: raíces, afectos e historia.
Pero no están. Se fueron.
Lo que toque hacer y cuando toque hacerlo, lo haremos los que estamos aquí.
Y lo haremos tan mal o tan bien como agenciemos. Pero aquí. Por estas calles. Si nos equivocamos, pagaremos las consecuencias aquí.  Si por el contrario lo hacemos bien, quizás, y sólo quizás, ustedes decidan regresar.
En cambio- y es la rudeza de lo meramente fáctico-  lo que ustedes hagan en otras calles, en otras aceras  y  en otros foros allende estas fronteras, será una buena reseña de prensa, un cotilleo twitero…o gasolina para que el gobierno nos ataque mas…aquí.
Les juro que no hay denuesto ni crítica: son hechos objetivos.
Puedo permitirme la crudeza porque entre los que se fueron, además de decenas de afectos,  están mis 4 hijas. Todas… Pero yo sigo aquí.
Acabémosla: no sigan justificando su partida porque nadie se los pide.  Superen la culpa con la que sólo ustedes se auto flagelan.  Dicho esto, no nos digan desde la distancia y a buen recaudo, que salgamos a la calle a matarnos.  Supérenlo. Se fueron. Punto. Ocúpense de tener éxito y ser felices donde están. Rediman con su buen hacer ciudadano y profesional  nuestro linaje democrático que eso sí es tarea en sus exclusivas manos.
Busquen e internalicen el articulo de Maruja Tarre  ¨Los de afuera.
Y ahora para el chavista que está aquí.  Ese que hace fila-¿otra cola?- en la categoría de desencantados´ pero que una y otra y otra vez, generoso y permisivo, confió n el gobierno revolucionario y excusó 16 años de entuertos de la revolución. Esos que ahora, cuando la generosidad se les ahogó en las colas, el marcaje como ganado, el bachaqueo institucionalizado, sus propios hijos que se quieren ir o se les fueron porque no quieren estar en la revolución que ustedes como padres les impusieron cuando ellos aun no podían decidir;ahora que finalmente la revolución nos igualó, pero en la miseria y no en la felicidad prometida, ahora esos chavistas anuncian que se abstendrán.
Hago una pausa para coger aire. Mucho aire.
Intento hacer acopio de toda mi templanza. Encuentro que no tengo. Mi templanza se ahogó con vuestra  permisividad para con la revolución.
¿Qué se abstendrán? ¿Esa es su respuesta ¨revolucionaria, humanista, moral y cívica¨ a esta debacle?  No esperen que los trate con dulzura por aquello de hay que atraerlos¨…
Como si fueran ustedes de azúcar y se derritieran al calor. Porque ya estamos juntos en el mismo infierno  y  todos nos estamos quemando. Fuego y candela para todos. Eso es lo que hay.
¿Apuntalan su postura ¨moral¨ en  el desagrado que les provocan algunos individuos de la oposición?  Pues, sépanlo. A mí también me desagradan.  Somos millones, ¡millones!  a los que no nos gustan ni las Nitus, ni las Bichas, ni los Arrias, ni el salidismo, ni los guarimberos, ni los mayameros radicales, ni los generales de azotea, ni la farándula politizada, ni el show novelero, ni la firmadera ridícula e inútil, ni los falsos vende-milagros, ni la calle encendida, ni los tiros en la cabeza, ni  los laboratorios difamadores y violentos.
¿Existen?  Si.
¿Tienen que existir? ¡Pues también! Eso es democracia.
No son mayoría. Pero lo importante es que no nos representan y ustedes lo saben de sobra. No han convencido. Y mas significativo aun, no crecen. Han visto con sus propios ojos el vacío como respuesta en cada convocatoria desquiciada que han hecho. Pero –y no es inocente- es a ellos a quienes el gobierno pone siempre sobre el tapete, les hace propaganda a ellos, los visibiliza a ellos que son minoría para que tu no nos veas a los que  los rechazamos y somos la mayoría silenciada.
Si. En la oposición tenemos nuestros ¨bichitos¨. Como el loco de cada familia. O el hijo problemático que consume y preocupa.  Pero esos individuos no definen tu familia. Pues igual.
Son minoría. Si tú no los quieres en el poder, nosotros tampoco. Porque tú y yo sabemos que el chavismo azul es exactamente igual que el chavismo rojo y ahí, justo ahí nace tu ansiedad. Porque aprendiste a trancazos cómo funciona el chavismo, que, no importa el color que exhiba, no trae nada bueno y  da miedo Un miedo que –sábelo- compartimos. Ese chavismo azul que se disfraza de oposición, no sólo los excluye a ustedes los exchavistas,  entérate, esos mismos-mismiticos, tampoco nos quieren a los que los combatimos porque no queremos sangre, ni muerte, ni lutos utilitarios.
Pero tienen que existir y la tarea, tuya y nuestra es colocar a esos grupos radicales -los tuyos y los nuestros- en el justo lugar que su tamaño y  la democracia les permite y nuestro voto les otorga.
¿Qué querías oírlo? Pues ahí lo tienes. En blanco y negro.
Así que, no pana.  No usen a esos personajes para seguir amparando un ninismo abstencionista. Es fraude esa postura, dizque moral, cuando tu vida y la mía dependen que asumamos una postura cívica:  sacar del poder a los que lo han usado para hundirnos como sociedad e impedir que sus copy cats intenten tomarlo. ¿Así o mas claro?
Ya te vacié mis bolsillos, ahora te toca a ti. Salgamos de dudas y  hagámoslo de una vez por todas. Al mejor estilo de María Bolívar te voy a echar una ayudaíta:
Nómbrame un solo funcionario chavista que los haya puesto a ustedes y el bienestar del país por encima del partido o del líder de turno…
Nómbrame un solo funcionario oficialista a quien no hayas visto enriquecerse groseramente mientras a todos nos redujeron al sometimiento de tener que comprar por número de cédula…
Nómbrame un solo rojito enchufado que no haga lo que ustedes, nosotros y él le criticaron a la Cuarta y a la llamada oligarquía… nannys  y colitas PDVSA incluidas.
Nómbrame uno solo, solo uno, que haya querido investigar los desmanes de corrupción que nos han pauperizado y en lugar de ponerlos presos y recuperar lo robado, te ponen encima a defenderlos.
Nómbrame un solo oficialista que no eche a otro –nunca a los revolucionarios que llevan 16 años en el poder- la culpa de las desgracias  que nos azotan y que asuma, aunque sea un poquito, de esa culpa o mucho menos muestre un mínimo espíritu de enmienda.
Nómbrame un solo enchufado que no procure dividirnos, y no use cada espacio para sembrar odio, ira, amenazas de guerra y destrucción.
Nómbrame un solo miembro del gobierno que no haga otra cosa que exigirte mas y mas vasallaje a la revolución y siga imponiéndole mas renuncias a tu ya empobrecida vida.
Nómbrame un solo funcionario que no asome una condición en el mejor de los casos, o una amenaza en la mayoría de ellos, para darte una migaja miserable…
Y podría seguir…
Si. Tu y yo, que no vivimos de la política pero la padecemos  podemos hablar a calzón quitao de todos ellos.  De los tuyos y de los nuestros.  Ta claro. Todos sabemos que hay unos opositores que no te gustan. A nosotros tampoco, okey?. Y también  hemos comprobado empíricamente en estos 16 años, que en el gobierno  no hay un enchufado rescatable. Ni uno.
Aclarada la duda.
 ¿Ahora…qué? ¿vas a abstenerte en las parlamentarias?
¡No te atrevas…no añadas al agravio de haber sido permisivo durante 16 largos años, el agravio peor de abstenerte y permitirles manipular tu silencio y pretender que es pasajero tu desencanto revolucionario!
No te voy a dorar la píldora. Trágatela  en seco: no amigo, no te equivocaste en el  98. Te equivocaste los últimos 10 años que, con tu voto, le permitiste a la revolución seguir arruinándote. ¡Ahora enmienda el entuerto carajo!
La abstención es crasa estupidez intelectualoide o signo de chavismo mal disimulado de algunos opositores.  El chavismo rojo y azul se necesitan mutuamente para sembrar miedo, paralizarnos y garantizar su permanencia.
Permitírselos no es una opción.
¿Qué estás sentimentalmente herido por tener que reconocer que tu sueño revolucionario fracasó?  Sóbate.
Ve a ver si con el requiebro sentimental consigues leche, o caminas tranquilo por tu acera, o salvaguardas a los tuyos de una bala asesina…o tus hijos quieren estar a tu lado.
Esta revolución llegó con votos. Cada oportunidad que le diste fue con votos. Asúmelo y enmiéndalo.  Con votos en contra. No con melindres y ñoñeras abstencionistas.
La cosa está planteada sin opciones: el chavismo tiene que salir del poder.
Y aquí  es donde los junto al opositor que se fue y al chavista que está aquí: el que se fue, ido está.  Ocúpense  en construir una vida buena para sí y los suyos, allí, donde están ahora.  Sean brillantes, exitosos y con ello ayúdennos a rescatar y redimir nuestro golpeado gentilicio. Despréndanse y avancen.
El chavista desencantado solo desde aquí puede enmendar su error. Despréndanse ustedes también de la quimera y detengan la revolución que se volvió delirio destructor que debe ser detenido de la misma forma con la que le dieron entrada: con votos.
Ni uno ni otro tienen otra opción que hacer lo que les toca hacer y donde les toca hacerlo.

 @olgak26
 28 Abril 2015
 Fuente: 
http://barometropolitico.com/2015/04/28/a-los-chavistas-que-estan-aqui-y-a-los-opositores-que-se-fueron/

Más sobre el mismo tema:
Fernando Mires - A PROPÓSITO DE UN ARTÍCULO DE OLGA K