OLGA KRNJAJSKY (Olga K) - NO ME PONGAN A ESCOGER

Me encantaba mi vida como profesora de teatro estudiantil. Era un espacio donde todos estaban por auténtico amor a lo que hacíamos. Hacer teatro no subía la nota de las materias ¨duras¨ y por el contrario, los ensayos quitaban horas de estudio y ocio que luego tenían que compensar. Era un espacio noble y honesto.

Lo que hacia de él un mundo perfecto era que nadie tenia otra agenda que el éxito de todos, por todos, y para todos.

Y mi vida fue así hasta la madrugada en que un nefasto "Por Ahora" cambió todo y vi a mi país dirigiéndose ciego al abismo. Cambié entonces la docencia humanística por la docencia política en aquella fórmula que hoy ya es parte del discurso, pero entonces no existía ni como concepto y mucho menos en la práctica: ¨ciudadanía en ejercicio¨. Formamos miles de observadores electorales al principio y testigos electorales después.

El necesario maridaje entre políticos y ciudadanos que exigía la premisa demostró ser un camino tortuoso, confuso y a ratos sencillamente imposible. Había nacido la antipolítica.

El mundo noble del que venía, ese del ¨todos para todos¨ no me preparó para lo que encontré: un submundo de segundas intenciones, de agendas personales por encima de las colectivas, voceros con una voz para la galería y otra para lo interno, el cálculo taimado y trapisondas que no preví, pero que hoy, visto a la distancia, explican claramente por qué esta lucha ha sido tan larga y los esfuerzos tan improductivos.

Presencié de primera mano la perversión de ver cómo algunos se aprovechaban del trabajo de otro, no para mejorarlo en beneficio de todos, sino para destruir a ese ¨otro¨ que se interponía en su camino personal a la Gloria.

No me lo contaron. Lo viví. El efecto maligno nos lesionó a todos.

Escogí mi lucha: exigir decencia a un gobierno que nos la hurtaba impúdico e impune, darle herramientas a mis compatriotas para ser ciudadanos en ejercicio para exigirla y lo más difícil de todo: mantener a raya a los depredadores. Los del gobierno y los propios

A trompicones dimos con El Camino, el que diciendo ¨Venezuela somos todos¨ estableció que la lucha de uno es la lucha de todos. La llamamos Unidad y llegamos a ella después de cometer todos los errores, ¡todos!… incluido el que aun gravita y corroe a los que dicen trabajar por la unidad pero en la práctica sólo creen que es válida si esa unidad es alrededor de si mismos y a costa de lo que sea. Tu, yo y nuestras familias incluidos.

Y habiendo adelantado tanto de repente otras dos palabras ¨La Salida¨ tan quiméricas e imprecisas como aquel ¨Por Ahora¨ vuelven a colocar a mi país ante otro despeñadero. Revivió la movida taimada y el juego de individualidades donde , inmodestamente me cito ¨se aprovechaban del trabajo de otro, no para mejorarlo en beneficio de todos, sino para destruir a ese ¨otro¨ que se interponía en su personal camino a la gloria… ¨

Una Salida que muy lejos de liberarme, intenta acorralarme poniéndome a ¨escoger¨ entre imposibles.

* No voy a escoger porque si ellos no aprendieron los ciudadanos sí lo hicimos, lo demostramos.

* No me pongan escoger entre Bony y Lilian. Eso es una apostasía inaceptable…como imperdonable es el esquinazo que han hecho a la primera en la construcción de una épica de plástico.

* No me pongan escoger entre Iván y Leopoldo… sólo los mismos nueve años y 126 días de tortura y maltrato deliberado e inhumano los podrían poder poner a la misma altura

* No me pongan escoger si es más aceptable el insulto soez y despectivo de uno de los cultores de La Salida que el que proviene de un chavista, igual de soez y despectivo. Se igualan ambos cuando me tildan de enemigo por ejercer mi derecho a pensar y opinar distinto. Lo repetiré hasta el cansancio: este país necesita salir del chavismo, no sustituirlo como pretenden algunos

* No me pongan escoger si pesan más los 37 mártires de estos días sobre los 25.000 muertos de 2013. Hay un morbo preocupante en esa exaltación de las 37 muertes y las 2000 detenciones como triunfo de la lucha contra el tirano cuando la verdad última es que el luto, no importa su origen, nunca, jamás será triunfo. No caigo en falsos dilemas.

* No me pongan a escoger quien prefiero que cercene mi libertad, si un guarimbero ultroso del 350 o un gobierno dictatorial que me obliga hacer cola por 2 litros de leche y me impone una cadena para decirme que soy feliz por decreto. El que coarte nuestra libertad, en cualquiera de sus expresiones, es verdugo, dictador y opresor en exacta medida.

* No voy a escoger entre la exclusión que practica el chavismo o la que practican los de La Salida. Ambos me exigen vasallaje y obediencia ciega y acrítica. Paso.

* No me pongan a decir que lo que hacen algunos de nuestro lado es bueno por el solo hecho de venir de este lado. No milito en la incondicionalidad. Ni por un segundo tiembla mi convicción cuando defiendo el diálogo y me convenzo más de él cuando los insensatos nos llaman colaboracionistas a los que así lo hacemos . Colabora mucho más el que le da la SALIDA al gobierno como ofrenda y oportunidad de zafarse de enfrentar las calamidades de las que es 100% responsable.

* No me pongan escoger entre cultos personales . Todo culto es fanático y todo fanatismo invariablemente justifica su propia violencia para imponerlo…verbigracia.

* No me pongan a escoger si me quedo con la brillante exposición de María Corina en la OEA o su disolvente actitud en contra de la unidad que construimos millones alrededor de Capriles, la propia Ma.Corina, Leopoldo y Falcon. No es un éxito unipersonal y aislado el que nos sacará de esto. Un liderazgo que intenta empinarse a costa de otro no es un liderazgo virtuoso y no será perdurable en el tiempo.

* No me pongan a escoger entre líderes que dicen lo que me gusta oír por encima de lo que es necesario escuchar.

* No me pongan a escoger entre bolas y ovarios obviando cerebro y estrategia.

* No me pongan a escoger si estoy contigo o contra ti porque la inteligencia y el sentido común obligan a contemplar los matices y solo allí están las respuestas.
No. No voy a escoger entre el ¨Por Ahora¨ y ¨La Salida¨ porque ambas comparten, además de la brevedad, una promesa falsa y un resultado nefasto.

No. No voy a caer en ese juego.

Como demostración que no requiere explicaciones, un breve dialogo twitero que sostuve hace un par de noches y está en mi TL:

Twitero: ¡Hasta cuándo habrá pseudo opositores llamando a dialogar con el régimen? Con los tiranos no se habla, se les tumba!

OlgaK26: Una pregunta: tumbas al tirano hoy…y qué haces con todos los chavistas de mañana en adelante?

Twitero: ¿Chavistas? El venezolano tiene memoria corta. Mejorando la situación se olvida rápido. Y no son tantos. Cada vez menos.


Sería tan fácil entregarse a esa mentira de creer que son pocos los chavistas y que no hay que incluirlos en la ecuación. Sería tan fácil emocionarme por el heroísmo de los chamos, por su valentía incuestionable. Suena tan bonito hablar de ello conmovidos hasta las lágrimas desde la sala de la casa, en un chat, en twiter… Es tan fácil espolear a los hijos de otros a que vayan a inmolarse cuando se tiene a los hijos propios a salvo o a un mar de distancia o cuando no tienen la edad para estar en una barricada …pero que me diga cualquier madre de esas que inflaman con sus palabras el arrojo de los chamos, si ofrendaría la vida de Su hijo a cambio de la de Redmond o la de Génesis …que diga si le gustaría estar, aquí y ahora, en los zapatos de la mamá de Geraldine, de Bassil y los otros 30 hijos de alguien cuyos nombres ni tu que me lees, ni yo, sabemos sin consultarlos en Google. Y que dentro de un año, tristemente, solo los suyos los seguirán llorando porque tu y yo, y sobre todo los que los llevaron irresponsablemente a la muerte, seguirán con sus vidas y con sus hijos…vivos.

Si, es mas fácil decirles que son héroes y llevarles yogurt a las barricadas, que decirles lo que les digo. Llevándoles mantas y tarjetas de teléfono hasta suena como si estuviéramos haciendo ¨algo¨por la causa y por ellos…

No me pongan a escoger entre un resultado inmediato y frágil o uno lento pero sólido y duradero.

Y ultimadamente, no me pongan a escoger entre Capriles, Leopoldo o Ma. Corina, porque si los 3 no reman juntos, no habrá ni gloria para ellos, ni libertad para los venezolanos...incluidos los chavistas. La única agenda válida es la de éxito de todos, por todos y para todos. Exactamente igual que en mis clases de teatro estudiantil.

No. No me pongan a escoger porque ya yo escogí hace mucho. Adverso a este gobierno de muerte, tiranía y torturas y adverso a todo el que por torpeza, miopía y urgencia irreflexiva nos impida extirpar sus perjuicios, sus prácticas y sus desgracias de manera tajante, definitiva…e irreversible.

@olgak26

olgaknoticierodigital@gmail.com