Álvaro Vargas Llosa - ARGENTINA, BLANCA NIEVES Y LOS 7 ENANITOS

Dos constantes se han dado en la década del kirchnerismo: la desunión opositora y la arena movediza que se tragó todos los liderazgos alternativos. El peronista disidente Sergio Massa, joven intendente de Tigre (provincia de Buenos Aires), es la nueva vedette, como lo fue, hace cuatro años, Francisco de Narváez tras derrotar al ex Presidente Néstor Kirchner, entonces candidato a diputado por la provincia bonaerense. Fue liberal en los 90, kirchnerista en la década del 2000 y hoy….”presidenciable”. Pero ese club tiene una membresía abultada, que incluye a otros disidentes, a radicales, al líder del PRO, a socialistas y “progresistas”. Nada indica que exista la intención de hacer que esa masa informe se vuelva un cuerpo organizado y nítido, capaz de algo más importante que derrotar al oficialismo en 2015: gobernar la Argentina. Leer