Gabriel Salazar - LA DEBACLE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS CHILENOS

Una característica es que todos los Presidentes en Chile se han quejado de que al final de sus mandatos los partidos que los han apoyado se han dividido o se han separado. Quedan solos, abandonados y se dan cuenta que en Chile no existe el Presidencialismo, sino realmente distintas variantes del viejo Parlamentarismo que tantas veces se criticó. Y ese Parlamentarismo es producto de que los partidos se mueven por incentivos electorales y al acercarse a la elección, comienza esta pugna y se olvidan del programa del Presidente y los proyectos.  Leer